Desayuno, empezar el día bien

El desayuno es una comida súper importante en nuestra dieta, es el primer alimento que tomamos por la mañana después de que nuestro cuerpo haya estado reponiéndose durante la noche, es decir, repone las reservas de energía que el organismo ha consumido en ese proceso de regeneración.

El desayuno cumple, por tanto, un doble objetivo: recuperar la energía perdida y preparar al cuerpo para las actividades físicas que le esperan.

El aporte energético del desayuno es clave para iniciar el día pero deberemos cuidar el resto de la alimentación para reponer los nutrientes que hemos ido “gastando”. Siempre se recomienda, por ello, hacer cinco comidas diarias aunque con raciones más moderadas.

Desayuno con fruta, pan y zuno

Desayuno ideal

Un desayuna ideal debería suponer un aporte energético del 25% del total que necesita el cuerpo para un día.

Se debe evitar siempre la bollería industrial ya que sólo aporta grasas malas y azúcares en cantidades desproporcionadas.

Un buen desayuno debería constar de proteína, grasa e hidratos de carbono para darnos los macronutrientes y minerales y vitaminas para el necesario aporte de micronutrientes esenciales. Así pues un menú a primera hora debería estar compuesto por:

–        Pan integral, ya que aporta cereales e hidratos de carbono. Estupendo con un chorrito de aceite de oliva tan utilizado en la dieta mediterránea, que además es rico en Omega-3 y una fuente rica de antioxidantes.

–        Cereales, no edulcorados, que aportan enormes cantidades de minerales y almidón

–        Lácteos (mejor desnatados, aunque aquí la ciencia no siempre está de acuerdo). Su aporte de calcio es muy importante para el desarrollo y fortaleza de dientes y huesos, pero tiene además un buen aporte vitamínico.

–        Fruta fresca, que aporta vitaminas y son un poderosos antioxidante. La fruta, además, contiene fibra y aporta una sensación de saciedad duradera.

–        Mucha gente come, además, algo de embutido. No hay problema pero siempre deberíamos optar por sus versiones bajas en grasa (tipo pavo o jamón cocido).

–        No olvidemos los frutos secos. Estos pueden formar parte de nuestra ración de muesli. Son importantes por que proveen de vitaminas pero también son ricos en proteína y fibra.

El desayuno y la hidratación

Un buen desayuno tiene que prestar atención especial al consumo de líquidos ya que nuestro organismo tiene que estar bien hidratado. Es muy saludable tomar un zumo pero también beber agua y acostumbrase a incorporarla a nuestra dieta a lo largo del día.

El té y el café son grandes estimulantes. En mi opinión, sin embargo, su aporte a la nutrición es escaso. No es necesario prescindir de ellos pero si moderar su consumo.

Además….

Adelgazar en una Semana

La dieta Dukan

Ejercicios para bajar de peso

Cómo acelerar el metabolismo

Dietas famosas

Perder peso rápidamente

Dieta balanceada

La mejor dieta para adelgazar

Riesgos de la obesidad

Dieta para adelgazar 10 kilos