Omega 3, para qué sirven

Omega 3 es, probablemente, el componente nutricional que mayor difusión está teniendo estos días. Anuncios de televisión, etiquetado de productos, páginas web… todos ellos hablándonos de su extraordinaria riqueza pero, ¿cuáles son, en realidad, los beneficios del Omega 3?.

Alimentos ricos en Omega 3

Lo primero que hay que tener en cuenta es que este tipo de ácidos no son desarrollados internamente por nuestro organismo, sino que tienen que adquirirse a través de la alimentación. Es por ello que es tan importante incorporar alimentos con Omega 3 en nuestra dieta diaria.

La funcionalidad de los Omega 3

Los omega 3 son un tipo de ácidos grasos poliinsaturados que cumplen dos funciones básicas en nuestro organismo.

  1. Por un lado aportan movilidad a las membranas de las células de manera que se muevan de una forma fluida, y por otro le aportan “permeabilidad”, que es lo que permite un correcto intercambio molecular de manera que el organismo sea verdaderamente operativo.
  2. Los omega 3 facilitan la localización de genes que puedan ser responsables del desarrollo de determinadas enfermedades.

Beneficios de los Omega 3

Por otro lado, estos ácidos tienen responsabilidad directa en determinadas funciones de nuestro organismo tales como:

  • Son un potente antiinflamatorio y, por tanto, colaboran en la prevención de patologías relacionadas con el sistema cardiovascular.
  • Son importantes elementos para la regulación de los impulsos en los movimientos cardiacos.
  • Están estrechamente relacionados con el desarrollo y crecimiento del cerebro, especialmente es sus etapas más primigenias.
  • Se les relaciona con la prevención del deterioro cognitivo y se ha demostrado su importancia en la guerra contra enfermedades como el Alzheimer.
  • Los Omega 3 actúan también sobre el mantenimiento de la piel favoreciendo su hidratación y flexibilidad y sirviendo de escudo ante los ataques externos como los rayos solares o el propio envejecimiento natural.
  • La ingesta de Omega 3 es una forma de protegerse frente a determinados tipos de cáncer como el de próstata o el de mama y patologías como la enfermedad de Crohn o la fatiga crónica

En otro proceso en el que tienen una gran importancia, y quizá por lo que son más conocidos, es en el metabolismo de lípidos ya que actúan obstaculizando el depósito de grasas en la sangre (en forma de placas), es decir, favoreciendo la fluidez del flujo sanguíneo.

Así mismo, el Omega 3 actúa sobre la formación de los componentes de la visión, como la retina y permite el correcto funcionamiento del sistema inmunológico.

Alimentos ricos en Omega 3

Estos ácidos pueden encontrarse en multitud de alimentos, tanto de origen animal como vegetal pero una muestra de ellos con un importante volumen sería:

Dentro de los animales, el pescado azul (lubina, sardina, salmón…) que contienen un tipo de Omega 3 especialmente rico y abundante.

Entre los frutos secos, las nueces. Comer entre 5 y 7 nueces al día significa un aporte importantísimo de este ácido esencial.

Entre las semillas hay que destacar la linaza y la chía y entre los aceites, el de oliva, indispensable en cualquier plato y eje de la dieta mediterránea.

Además….

Adelgazar en una Semana

La dieta Dukan

Ejercicios para bajar de peso

Cómo acelerar el metabolismo

Dietas famosas

Perder peso rápidamente

Dieta balanceada

La mejor dieta para adelgazar

Riesgos de la obesidad

Dieta para adelgazar 10 kilos