Siete consejos contra las arrugas

Intentar reducir las arrugas es una búsqueda que se inicia desde el primer momento de su aparición ya que las asociamos a unos de los signos más visibles del envejecimiento.

Lo primero que hay que decir es que las arrugas son parte de la evolución de la piel y reflejo de la vida que hemos llevado, no siempre en un sentido negativo. Unas arrugas en la cara pueden testificar lo mucho que nos hemos reído o lo intensamente que hemos observado la vida.

Te voy a hablar de cómo reducirlas pero, en ningún caso, quiero hacerlo sin antes decir que en este caso, más que en ningún otro. “la arruga es bella”.

Cómo reducir las arrugas

Lo primero es decir que el envejecimiento de la piel puede deberse a muchos factores y, en muchos de ellos, se puede retrasar poniendo un poco de atención y observando algunas costumbres.

En muchos casos la aparición de las arrugas responde más a un mal cuidado que al envejecimiento.

Agua contra la aparición de las arrugas

Veamos algunas cosas que puedes hacer para evitarlas o, al menos, reducirlas:

1.   Evitar la exposición al sol

Es una de las primeras causas de envejecimiento prematuro de la piel de la cara. Si tienes que exponerte a él, siempre con protección. No olvides que, además, el sol es responsable de la mayoría de los casos de cáncer de piel.

2.   No fumes

El humo del tabaco envejece la piel con lo que también debes evitar los sitios de ambiente “cargado”.

Este humo ataca la textura de la piel y su elasticidad, secándola y dándole el aspecto arrugado.

3.   Duerme tus horas.

Cuando no se duerme lo suficiente se tiende a producir cortisol, una hormona que, en exceso, elimina células cutáneas. Un buen descanso es garantía de una piel más tersa.

Por cierto que es mejor dormir boca arriba que boca abajo ya que de esta manera no se presiona la piel de las mejillas o la barbilla, lo que provocaría arrugas en esas zonas.

4.   Vista un oculista

Otras arrugas muy habituales de la cara son las que se forman entorno a los ojos, incluso en el entrecejo, cuando forzamos la mirada para tratar de ver mejor.

De esa misma manera, unas gafas de sol impiden que forcemos la piel entorno a los ojos para evitar los rayos solares.

5.   Cuida tu alimentación

Los alimentos con Omega-3 son ricos en ácidos grasos buenos que son también responsables de la construcción de una piel flexible y, sobre todo, nutrida, lo que ayuda a retrasar la aparición de las arrugas, no sólo en la cara.

Este aceite está presente en el aceite de oliva, en el pescado azul etc

La soja, el té blanco o el tomate también contienen elementos antienvejecimiento al reforzar la estructura y firmeza de la piel.

El cacao es otro alimento que ayuda contra las arrugas de la cara ya que sus altos niveles de flavanoles (compuestos bioactivos que mejoran multitud de actividades orgánicas) protegen contra el efecto de los rayos de sol, mejoran las células de la piel y ayudan a hidratarla.

6.   Más fruta y más verdura

Sus beneficios son enormes en muchos sentidos, pero especialmente por su efecto antioxidante y por su contribución a la hidratación interna de la piel.

7.   La cosmética también ayuda

Es especialmente importante utilizar cremas hidratantes. Hablo de cremas sencillas que contribuyan a reponer la hidratación y flexibilidad de una zona tan sometida a agentes externos (contaminación, frío, calor, agentes químicos…) como es la piel.

En una piel bien hidratada es más difícil que aparezcan arrugas.

Por el contrario, no es conveniente un lavado sistemático de la cara ya que este puede atacar los aceites naturales que la protegen y le dan tersura. Es decir, un lavado excesivo elimina la protección.