El agua ayuda a adelgazar

¿Es buena idea beber agua para adelgazar?, ¿puede el agua ayudarme a perder peso?.

Sin ninguna duda, el agua te puede ayudar a eliminar algún kilo. Veamos cómo.

1. Agua para adelgazar reduciendo la ingesta de calorías.

El agua te hace sentir el estómago lleno sin aportar ninguna caloría. Si bebes un par de vasos de agua una media hora antes de cada comida, conseguirás reducir unas 75 calorías: este líquido hace que tu estómago se sienta lleno y que tengas menos necesidad de comer grandes cantidades.

Imagínate 75 calorías en cada comida principal son 150 al día, lo que hace al año una cantidad considerable de kilos ahorrados.

Agua para adelgazar

2. El agua ayuda a limpiar el organismo

El agua es muy sana para el tratamiento de las toxinas del cuerpo, en especial las toxinas del hígado, y eso hace que funcionen bien los mecanismos que dependen de él como la producción de bilis, básica para la descomposición de la grasa.

Por otro lado, beber a diario la cantidad de agua suficiente consigue tener los intestinos en movimiento, evitando que se acumule en ellos material fecal.

Incluso si utilizamos fibra para evitar el estreñimiento, esta no puede “obrar el milagro” sin la ayuda del agua.

3. Sustituir todas las bebidas diarias por agua reduce las calorías

Si hacemos cuentas, la mayoría de los líquidos que consumimos al día no nos aportan nada saludable y sí muchas calorías: las del café con leche y azúcar del desayuno, el refresco (incluidas las versiones light) de medio día, un té con miel o la copa de vino de la comida… todas esas bebidas pueden ser sustituidas por agua con lo que el recorte calórico podría ser de unas 600 calorías ¡diarias!: agua para adelgazar sin ninguna acción extra.

Y… ¿cuál es la cantidad de agua para adelgazar recomendada al día?

Todo depende del tipo de actividad que desarrolles y a que sexo pertenezcas.

Las personas muy deportistas o cuya actividad diaria requiera mucho esfuerzo físico tienen mayores requerimientos de líquidos y, por tanto, tiene  que reponer una mayor cantidad de agua.

Por otro lado, los hombres tienen una mayor demanda de agua que las mujeres debido a una mayor masa muscular, mayor sudoración y, en este mundo tan segregado, una mayor ocupación en trabajos físicos.

En general podríamos decir que los hombres necesitan unos 2 litros y medio de agua al día y unos dos las mujeres.

Una recomendación

El agua para adelgazar no actúa sola, es más bien un complemento a una dieta adecuada y, como digo siempre, a una rutina de ejercicios que te hagan quemar el exceso calórico.

Cuando hagas ejercicio acostúmbrate a beber agua de manera “automática”, más o menos cada 20 minutos. Recuerda que cuando sientes sed es porque ya has empezado el proceso de deshidratación.