Cáncer de piel: cosas que tienes que saber

El cáncer de piel es más común de lo que muchos piensan, está muy relacionado con el cambio climático y a la fragilidad de la capa de ozono, que han provocado un importante aumento de cáncer de piel a nivel mundial.

Ahora bien, es importante que conozcas que existen varios tipos de cáncer de piel, cada uno con diferentes niveles de complicación o riesgo para nuestra salud, entre ellos tenemos:

  1. Cáncer de piel de células basales
  2. Cáncer de piel de células escamosas
  3. Tumor maligno o Melanomas (es el menos común de todos, pero el más peligroso)

Cualquier persona puede padecer de cáncer de piel, sin embargo hay ciertos aspectos que nos hacen más propenso a sufrirlo como por ejemplo:

  • Historial familiar con la enfermedad.
  • Tener más de 50 años.
  • Estar expuestos por mucho tiempo en el sol.
  • Tener piel, ojos y cabello claro.

El cáncer de piel común (no melanoma) es el más frecuente y puede tener ciertas características específicas.

Las señales típicas tienen que ver con la aparición de una masa extraña o un lunar diferente en alguna parte de nuestro cuerpo. Dicha aparición puede presentarse por meses o incluso por años. En muchos de los casos esta enfermedad es silenciosa y muchas personas no le prestan atención a los síntomas.

cancer de piel

Cáncer de piel: carcinomas basales y escamosas

Aunque la terminología es algo complicada es muy importante que prestemos atención a los diversos síntomas.

Estos tipos de cáncer se encuentran con más frecuencia en las áreas del cuerpo que han sido más expuestas a la luz solar:  cara, cuello, brazos… aunque se pueden presentar en cualquier parte del cuerpo.

Estos cánceres, aunque frecuentes, generalmente se pueden tratar.

Aspecto de los Carcinomas de células basales

Los cánceres de células basales usualmente se originan sobre áreas que están expuestas al sol, especialmente la cara, la cabeza y el cuello, aunque pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo. Pueden tener el siguiente aspecto:

  • Áreas planas, firmes, pálidas o amarillas, similares a una cicatriz
  • Manchas rojizas elevadas que podrían causar comezón
  • Protuberancias enrojecidas, translúcidas, y brillantes que pueden tener áreas de color azul, marrón o negro
  • Zonas de color rosa con bordes elevados y un área inferior en su centro
  • Llagas abiertas que no se curan, o que se curan y luego regresan

Aspecto de los Carcinomas de células escamosas

Los carcinomas de células escamosas suelen aparecer  en forma de protuberancias que van creciendo a medida que pasa el tiempo, pueden ser traslucidas.

Estos cánceres pueden aparecer como:

  • Manchas rojas ásperas o escamosas, y que pueden sangrar
  • Crecimientos o protuberancias elevados, a veces con un área inferior en el centro
  • Llagas abiertas
  • Crecimientos similares a verrugas

Aspecto de lostumores o Melanomas

Cualquier lunar, llaga, protuberancia, imperfección, marca o cambio inusual en el aspecto o la sensación de un área de la piel podría ser una señal de melanoma u otro tipo de cáncer de piel o una advertencia de que puede producirse.

 

La señal más importante de reconocimiento de un melanoma es algún lunar nuevo en la piel o uno existente que haya cambiado en tamaño, forma o color.

La regla ABCDE es otro método para identificar las señales habituales del melanoma.

  • A de Asimetría: la mitad del lunar o marca no corresponde a la otra mitad.
  • B de Borde: los bordes son irregulares y desiguales.
  • C de Color: el color no es uniforme y pudiera incluir sombras color marrón o negras, o algunas veces con manchas rosadas, rojas, azules o blancas.
  • D de Diámetro: el lunar mide más de 6 milímetros de ancho
  • E de Evolución: cuando el tamaño, la forma o el color del lunar cambian.

Otras señales de advertencia son:

  • Una llaga que no cicatriza.
  • Propagación del pigmento del borde de una mancha hasta la piel circundante.
  • Enrojecimiento o una nueva inflamación más allá del borde.
  • Cambio en la sensación (comezón, sensibilidad o dolor).
  • Cambio en la superficie de un lunar (descamación, exudación, sangrado, o la apariencia de una protuberancia o nódulo).

Cáncer en la piel: medidas preventivas

La mejor forma de prevenir los diferentes canceres de la piel, es mantenernos alejados y poco expuestos a los rayos solares, además; de otras fuentes de luz ultra violeta. Es importante que siempre usemos protección solar aunque no nos parezca necesario, sobre todo si vivimos en ciudades con mucha exposición al sol.

Te recomiendo ampliamente el uso de ropa cómoda pero que te proteja de la exposición directa del sol, también el uso de gafas solares nos ayudará a proteger nuestros ojos.

Y por último pero no menos importante, no usar las cámaras bronceadores, son la causa más común del cáncer de piel.