Parches adelgazantes

Los parches adelgazantes son un sistema pasivo de pérdida de peso, una alternativa a la ingesta de pastillas que se pega sobre la piel para que ésta absorba sus ingredientes hacia el torrente sanguíneo.

La compra de los parches adelgazantes se ha popularizado muchísimo y se puede acceder a ellos tanto a través de venta online como de compra en tienda física, sin embargo creo que no se ha profundizado en exceso sobre su efectividad dietética y sus efectos en el organismo.

¿Qué son los parches adelgazantes?

Como decía al principio, se trata de almohadillas adhesivas compuestas de ingredientes activos que supuestamente interactúan con nuestra forma de absorber y metabolizar el alimento. En muchos casos su efecto es como supresores del apetito.

En principio hay que considerarlos como un suplemento dietético no como un fin en si mismos: para que sean efectivos para la pérdida de peso deben combinarse con nuevos hábitos en la dieta y acompañarlos de ejercicio físico.

Parches adelgazantes

¿Qué contienen los parches para adelgazar?

Depende de las marcas, no todos contienen lo mismo ni en las mismas proporciones, pero sí podemos hablar de determinados compuestos que, en mayor o menos medida, están presentes en la mayoría de los casos.

Los principales ingredientes de los parches adelgazantes son extractos naturales dentro de un abanico bastante amplio:

Guarana

Arbusto nativo del Amazonas y Venezuela. Su fruto de bayas rojas se utiliza como estimulante en muchos zumos y bebidas energéticas ya que contiene el triple de cafeína que el propio café.

En los parches tiene la función de activar el metabolismo para funcionar como un “quema-grasas”.

Cromo

Es un mineral que podemos encontrar en muchos alimentos integrales y en la carne.

Su efecto es beneficioso para el organismo ya que ayuda a regular nuestros niveles de insulina. Su función en los parches adelgazantes, sin embargo, es la de supresión del apetito (transmite al cerebro la sensación de estar lleno e inhibe del deseo de comer).

Garcinia.

Uno de los ingredientes “estrella” de los parches ya que se le tiene como un potente quemador de grasa al evitar que los hidratos de carbono pasen a la sangre en forma de azúcar y de grasa.

¿Cómo se aplican los parches?

Comúnmente un parche dietético se debe aplicar por la mañana en una zona limpia, suave y lo más libre de pelo de la piel como puede ser la axila. la cadera, o la tripa.

Se trata de que esté en un lugar que sea cómodo para nosotros y que, al mismo tiempo permita la absorción correcta y paulatina a lo largo de todo el día de sus componentes activos hacia nuestra sangre.

Los ingredientes del parche son de tamaños microscópicos para permitir este traspaso desde el exterior al interior de la piel.

Se supone que esta forma de actuar es más directa que la que tienen, por ejemplo, las pastillas para adelgazar, cuyos efectos podrían ser neutralizados por los ácidos del estómago antes de poder ser vertidos en el caudal sanguíneo.

¿Son efectivos los parches adelgazantes?

Aunque en teoría contienen todas las bazas para ser un producto dietético de éxito, lo cierto es que no hay estudios concluyentes.

La verdad es que sus resultados resultan difíciles de medir. Investigaciones críticas con este tipo de parches afirman que si existe un efecto adelgazante en ellos, este se debe al efecto placebo, es decir, compramos algo que creemos que realmente va a funcionar y el cerebro actúa en consecuencia.

Serán más efectivos en tanto en cuanto la marca que los produzca sea una marca confiable, con productos de veraces y cantidades adecuadas.

Hay que tener en cuenta que para que haya una absorción real por parte del organismo, sus ingredientes tiene que estar sometidos a una reducción de tamaño extremo que permita su acceso al organismo.

Existen evidencias de que gran parte de sus ingredientes son realmente efectivos como supresores del apetito pero influyen otros aspectos como la calidad del adhesivo, que no sea irritante para la piel pero que, al mismo tiempo se pueda mantener durante todo el día sin despegarse.

Ya lo he dicho al principio, si queremos que estos parches sean realmente una ayuda en la pérdida de peso, no debemos dejar en ellos toda la responsabilidad del adelgazamiento: es fundamental adquirir hábitos de dieta balanceada y añadir una rutina de ejercicios.

Aquí puedes leer más sobre la efectividad de los parches.

¿Tienen efectos secundarios?

Según todos los prospectos (de las marcas) que he podido ver, los parches adelgazantes son 100% seguros.

La realidad es que hay gran parte de efectos que no han sido realmente testados o que, por sus propias características, no pueden funcionar igual en todas las personas.

Otro problema es que no se especifica cuánto tiempo es conveniente seguir usándolos. Si se cumple el objetivo de pérdida de peso deseado y dejamos de usar los parches ¿dejará nuestro organismo de activar el metabolismo, de inhibirnos del hambre etc? ¿estamos, entonces, obligados a usarlos siempre para que no tengan efecto rebote?.

Esto me conduce a otra pregunta ¿pueden producir adicción?. Ten en cuenta que contienen altas dosis de cafeína y podría provocarse un efecto parecido a la dependencia del café.

Ya que hablamos de café, un efecto colateral del los parches sería una cierta sensación de ansiedad y posible insomnio.

Estas consideraciones creo que son suficientes para plantearse la conveniencia o no de utilizar los parches, al menos tener en cuenta sus posibles efectos.